Home Ideas + Inspiración Temperaturas de color LED, ¿Qué color debo usar?

Temperaturas de color LED, ¿Qué color debo usar?

by Lightingspain
0 comentario

Cálido, neutro o frío, así son los diferentes tipos de color de luz LED según el ambiente que elijamos.

Aunque son muchos los parámetros que se deben tener en cuenta a la hora de llevar a cabo la decoración de un espacio, uno de los más importantes es, sin duda alguna, el tipo de ambiente que queramos transmitir.

Para ello, el color de luz que elijamos es fundamental, ofreciendo un tipo de efecto u otro en ese lugar. Es justo aquí donde la  luz LED blanca se convierte en la mejor opción para alcanzar este objetivo.

La temperatura del color o el color de la luz como tal varía según 3 tonalidades medidas en grados Kelvin.

Si nos encontramos por debajo de los 3.300 Kelvin estaremos ante una Luz Cálida, lo que significa un espacio ambiental, afín a la salida del Sol. Si por el contrario la intensidad se encuentra entre los 5.000 y 6.500 grados Kelvin estaremos ante una Luz Fría, haciendo más referencia al cielo, a un día despejado.

Y, por último, si está alrededor de los 4.000 grados se considerara una Luz Neutra o simplemente natural, produciendo una sensación de frescura y limpieza.

Pero, ¿qué color debo utilizar en cada ocasión? Nosotros os ayudamos a saber distinguirlas y elegirlas según tu tonalidad.

Luz LED, ¿Cuándo debo usar cada color?

Según el ambiente y la sensación que queramos transmitir será necesario el uso de un tipo de tonalidad de luz LED u otro. Aprender a conocer el más acertado es muy sencillo con estas pequeñas pautas.

Ambientes cálidos y acogedores

Si lo que queremos es crear un espacio para relajarnos y descansar, el tipo de luz Blanca Cálida es la más recomendable para ti.

Esta opción es la más acertada en lugares como las habitaciones, salas de estar, comedor o cualquier sitio donde busquemos tener una armonía y sentirnos totalmente acogidos.

Es ideal para crear ambientes donde sentirnos a gustos y en paz.

Zonas más estimulantes

Los tonos azules son los encargados de crear ambientes que nos permitan estimularnos. ¿Cómo podemos conseguirlos? Decantándonos por un tipo de luz Blanco Frío.

Su uso suele ser muy común en las zonas donde se comienza la rutina diaria, ya sea el cuarto de baño o la propia cocina. Son espacios que requieren un tránsito continuado tales como pasillos, escaleras, entradas e incluso pueden llegar a ser utilizadas dentro del ámbito más profesional.

Espacios Frescos y transparentes

Pero si lo que queremos decorar son lugares comerciales, de trabajo o incluso oficinas el mejor color será el uso del Blanco Neutro.

Está científicamente comprobado que este tipo de luz no solo ayuda a mejorar el ánimo entre las personas, si no que facilita la venta y, por lo tanto, el rendimiento de los empleados.

Además se puede combinar con otro tipo de luz como el blanco cálido, ya que nos facilita la iluminación y puede ser de gran utilidad en áreas de lectura o salas de estudio.

En el mundo de la luz no todo es tan estricto como se puede ver y es importante destacar que cualquiera de las temperaturas de las luces LED se pueden como nosotros deseemos, logrando así diferentes espacios con distintos efectos.

También te puede interesar

Deja un Comentario