Home Guías de compra Elegir la temperatura de la luz

Elegir la temperatura de la luz

by Lightingspain
0 comentario

¿Qué es la temperatura de la luz? ¿Qué bombillas tengo que poner en cada una de las habitaciones de mi casa?

Cuando entras en la ficha técnica de un producto de LightingSpain que tiene la bombilla incluida, en las características encuentras el valor de temperatura de la luz, expresado en grados Kelvin (K). ¿Qué significa esto?

La confusión puede ser mayor cuando en un mismo producto puedes elegir entre los distintos tipos de bombillas. No te preocupes, con esta guía de compra vamos a explicarte de manera definitiva qué es la temperatura de color, y cuál es la que más te conviene. A modo de resumen introductorio, en este diagrama puedes ver la temperatura que tienen diferentes fuentes de luz (pinchar para ver más grande).

 

Temperatura de la luz: comprar bombillas para casa

Son muchas las personas que no se aclaran con el significado ¿3200K, 4200K, 6500K…? ¿Cómo sé cuál es la que queda mejor? ¿Y si luego no me gusta? Lo primero que hay que saber es que este número lo que indica es la tonalidad de la luz. Te explicamos de la manera más breve y posible cómo elegir la bombilla y el tipo de luz más adecuado.

 

¿Qué luz debo usar para iluminar mi casa?

La temperatura del color en iluminación que escojas hará que varíe el tipo de luz, que se adaptará a tu necesidad particular. Es muy importante que lo tengas en cuenta en todo momento antes de comprar una lámpara online. Dependiendo del ambiente que desees crear, tienes una opción perfecta para ti:

 

Ambientes cálidos. Nada más agradable que una luz cálida para relajar la vista y sentirse cómodo en el dormitorio o el salón, especialmente al final del día cuando llegas a casa. Si es eso lo que necesitas, nuestro consejo es que te decantes por un LED que emita hasta 3200K, produciendo una acogedora luz cálida. Si lo que necesitas es un ambiente íntimo en tu restaurante o bar, opta también por esta temperatura de color, que es sin duda la que más apreciarán tus clientes.

 

Ambientes fríos. Si lo que estás buscando es una iluminación fría, entonces tenemos que irnos al otro lado de la tabla: los LED superiores a 6000K son los que se emplean para ello: se trata de una temperatura de color que solemos encontrar en espacios como la cocina o el baño, y también en zonas de trabajo que necesitan este tipo de iluminación, como hospitales.…

 

Luz intermedia. Se trata de la temperatura más similar a la luz natural, y es la que se sitúa a partir de los los 3200K y los 6000K . La luz blanca de referencia, por ejemplo, se da con 3500K, y es la que se emplea cuando se quiere que los colores se muestren tal y como son: escaparates, tiendas, iluminación de detalles…

 

Consulta estos colores de referencia como guía general:

Iluminación con luz natural: 3400K

Iluminación con luz blanca fría: 4100K

Iluminación con luz blanco cálido: Entre 2700K y 3000K (esta iluminación de un suave tono anaranjado).

Iluminación con luz blanca: 3500K

Si después de leer este artículo te ha quedado alguna duda, puedes preguntárnosla, estaremos encantados de ayudarte.

 

También te puede interesar

Deja un Comentario