Estilo

Sabías que actualmente existen en el mercado más de 100 tipos de casquillos diferentes para elegir entre nuestras lámparas. Interesante, ¿verdad?

Teniendo en cuenta esto es normal que no sepamos distinguir entre los distintos tipos de modelos que se encuentran a nuestra disposición y peor aún, ni ser capaces de elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades. Pero tranquilos porque como ya os imagináis en Lighting Spain ofrecemos todo tipo de soluciones a cualquiera de los problemas de la vida cotidiana que estén relacionados con la iluminación y desde luego éste no iba a ser menos.

Si eres de los que alguna vez te has preguntado, ¿qué tipo de casquillo tiene cada bombilla de mi hogar? Solo te diremos que sigas leyendo este artículo porque te aseguramos que, por fin, darás respuesta a esta pregunta.

¿Qué tipos de casquillos de lámparas existen en el mercado?

Antes de comenzar a conocer los distintos tipos de casquillos que tenemos a nuestro alcance es fundamental saber que es lo que entendemos por casquillo.

Cuando hablamos de casquillo o rosca de una bombilla estamos haciendo referencia a la parte de la bombilla que encaja directamente y dentro del portalámparas. Esta pieza nos permite conectar la bombilla con el circuito eléctrico, por lo que no es de extrañar que existan grandes diferencias entre los tipos de casquillos de iluminación y portalámparas disponibles actualmente en el mercado.

A la hora de escoger la bombilla adecuada para cada una de nuestras instalaciones, tenemos que tener en cuenta el tipo de casquillo que debemos utilizar. Son tantas las variedades que existen que podemos encontrar desde casquillos fabricados en todo tipo de materiales como la porcelana, colores e incluso para diferentes tipos de bombillas, ya sea para soportar altas temperaturas o incluso la posibilidad de tener apliques curvos.

Pero esto no es todo. Conocer la rosca de nuestra luminaria (foco, aplique o simplemente lámpara) es vital para poder elegir el tipo o los tipos de casquillos correctos donde nuestra bombilla encaje de manera perfecta.

Como podéis ver a simple vista es muy importante reconocer perfectamente el tipo de casquillo de cada una de nuestras portalámparas, ya que esa será la única manera de poder sustituir una bombilla sin problema alguno e incluso de poder modificar nuestra lámpara.

Los casquillos más habituales y más comunes dentro de nuestro sistema de iluminación son el casquillo E27 (conocido como casquillo gordo), casquillo GU10 y GX53 (habituales para focos empotrables, para el ojo de buey, tanto con como sin transformador, y para casquillos especiales en bombillas extraplanas) y el casquillo E14 (comúnmente reconocido como casquillo fino).

Casquillo E14

Casquillo GU10

 

Casquillo E27

 

Pero estos no son los únicos y existen otros tipos de modelos que os presentaremos a continuación.

Tipos de casquillos: los más comunes en el mercado

Además de los que hemos mencionado anteriormente, existen diferentes tipos de roscas o casquillos frecuentes en las instalaciones luminarias de nuestros hogares y oficinas.

* B22: aunque suele ser poco habitual encontrarlo en España, si es importante que sepamos de su existencia. Conocido como tipo Bayoneta, es el nombre común para este tipo de casquillo.

* G9: se suele utilizar en aquellas luminarias que producen luz fría, ya sea lámparas de colgar, apliques o plafones.

* MR16: es uno de los formatos más comunes, tanto en el hogar como en el comercio. Suelen aparecer en lámparas halógenas con uso en 12V.

Deja un comentario