Estilo

El precio de la luz es uno de los temas que más afecta a los consumidores dentro de nuestro país.

En la mayoría de las ocasiones son los medios de comunicación quiénes se hacen eco de estas noticias y nos informan de las futuras subidas durante el año, aunque a veces no lleguemos a notarlas con exceso en nuestras facturas.

Pero, ¿por qué sube el precio de la luz? ¿Cuáles son los factores que realmente determinan su valor?

El precio de la luz se establece, prácticamente, de manera periódica mediante un sistema de subasta.

Es justo en ese momento donde las redes que comercializan con esta energía se encargan de comprarla y venderla a sus clientes.

Como podemos imaginarnos este precio no es nada estable y se fija siempre teniendo en cuenta una serie de condiciones como son  la oferta y la demanda por parte de los consumidores de esa energía.

Es el caso de los hogares españoles se consume energía teniendo en cuenta dos mercados diferentes: mercado libre y regulado.

* Mercado libre: nos referimos a un gran abanico de tarifas a nuestra completa disposición. En este caso solo pagas lo que aparezca en las condiciones de tu contrato y puedes llegar a disponer de precios más estables.

* Mercado regulado: solo existe una única tarifa. Este precio varía cada hora de cada día en función de esa oferta y demanda.

¿Cuáles son los motivos que provocan la subida luz en el mercado regulado?

Aunque existe un gran número de factores que influyen en estas subidas de precio de la luz, los más importantes y, por lo tanto, los que podemos llegar a tener un mayor control son:

Preocupación ante el clima

La escasez de lluvia y viento afectan de manera directa a la generación de energía.

Tanto la eólica como la hidroeléctrica se paralizan en el momento que no se producen estos dos fenómenos meteorológicos tan importantes en nuestra vida.

Aumento del consumo

Existen determinadas épocas del año donde el consumo se suele disparar, claramente hablamos de los meses de invierno y en concreto, las olas de frío tan conocidas en los últimos años.

Estos picos de aumento de la energía son determinantes para aumentar el precio de la luz.

Encarecimiento de las principales materias primas

Al igual que se dispara el consumo en épocas concretas, la materia prima también encarece en momentos claves como la escasez de lluvias o épocas de frío más intenso.

El precio del carbón, gas o incluso el petróleo se ven afectados y provocando un efecto domino en todo el consumo de energías diarias.

¿Cómo podemos controlar esta subida del precio de la luz?

Aunque nosotros no podamos controlar el precio de la energía, si podemos intentar consumir menos luz y, por lo tanto, reducir estas cuotas mensuales.

Ser eficientes y responsables con el consumo energético, revisar la tarifa contratada y aprovechar por completo las horas claves será fundamental para conseguir un ahorro en tu factura.

Deja un comentario