Estilo

Los cuadros son uno de los elementos decorativos con mayor fuerza dentro de las estancias del hogar. Aportan belleza, personalidad, equilibrio y hasta consiguen dar forma y color a esa ubicación teniendo en cuenta el estilo escogido.

Sin embargo, en muchas ocasiones pierden el protagonismo o la fuerza que deberían tener por culpa de una mala iluminación. Cada año son miles las tendencias de iluminación que nos llegan a nuestro hogar pero, a veces, no todas son óptimas para nuestra decoración.

Dependiendo de la ubicación de los cuadros, el tipo de muebles que tengamos en esa zona o incluso el estilo de decoración será necesario iluminar de una forma u otra esos collages o fotografías. Aunque en Lighting Spain somos unos verdaderos amantes del estilo minimalista, si creemos que los cuadros aportar un toque chic a nuestro hogar y, por ello, os vamos a dar las claves para iluminarlos como verdaderamente se merecen.

Última tendencia: iluminar cuadros de manera creativa

La iluminación nos permite destacar y dar forma a cada una de las obras de arte, bien sean piezas individuales o simplemente collages o galerías de imágenes.

En este caso lo ideal es conseguir iluminar cada uno de los cuadros con led de un tono totalmente natural, gracias a esto conseguimos resaltar la obra frente a otro tipo de complementos sin necesidad de dañarla.

Existen diferentes maneras de iluminar los cuadros y fotografías, elegir una opción u otra dependerá del tipo de efecto que se quiera conseguir y del número de obras de arte.

* Grupo de cuadros o collage: si nuestra idea es resaltar una serie de cuadros tendremos que utilizar varios juegos de luces colgantes, desde los propios laterales o mediante el uso de luces empotradas en el techo.

* Destacar una única obra: en algunas ocasiones se busca el protagonismo de una de las obras frente a las demás. En este caso las posibilidades son infinitas pero lo ideal es el uso de varios juegos de iluminación en la zona de las paredes como los apliques de pared, techos, portátiles o incluso colgantes.

* Galería de cuadros: suele ser muy común en lo hogares que los cuadros se encuentren ubicados en ciertas zonas como los pasillos o las escaleras. En este caso tendremos que usar lámparas individuales que se encuentren sobre el propio marco, teniendo cuidado para no crear zonas de sombra.

Aún así, son tantas las combinaciones posible que podemos destacar cualquier obra de arte utilizando diferentes modalidades de luz con el uso de las lámparas LED. La tonalidad de blanco cálido es una de las mejores opciones para crear una luz limpia y libre de tanto color.

Una vez que hayamos elegido el tipo de luminaria será importante tener en cuenta la ubicación de ésta, ya que en ocasiones puede llegar a crear sombras, reflejos y aún peor, dañar los materiales de la pintura o fotografía.

Ahora que ya conocemos un poco más sobre cómo iluminar los cuadros de nuestras paredes es el momento de ponernos manos a la obra y mejorar por completo la iluminación de este elemento decorativo.

Deja un comentario