Estilo

La luz se ha convertido en uno de los elementos más importantes de nuestras vidas.

Gracias a ella somos capaces de relacionarnos de una manera o de otra con nuestro propio entorno, incluso nos permite cambiar la percepción de los destinos espacios como ya vimos en este contenido con 7 trucos para iluminar tu cocina.

Seguro que en más de una ocasión has entrado en una tienda y has fijado tu mirada en un elemento en concreto, ¿verdad?

Como podrás imaginar esto no es fruto del simple azar si no más bien de la técnica de luz que se haya utilizado sobre ese objeto, consiguiendo llamar tu atención frente al resto.

Conociendo esto es normal que la iluminación juegue un papel fundamental en cualquier espacio, incluso las bodegas.

Todo lo que debes saber para iluminar una bodega

El objetivo principal de cualquier bodega es aspirar a producir el mejor vino. Para llegar a conseguirlo se requiere contar con una serie de cualidades como la calidad de la uva, la cosecha, el color o el aroma, entre otras.

Cualidades que se pueden ver totalmente alteradas por la luz, generando lo que comúnmente se denomina “sabor de luz”.

La mejor forma de evitar este problema y conseguir alcanzar un buen vino es el uso de botellas que puedan absorber las radiaciones luminosas, almacenarlas en lugares más oscuros con una temperatura ambiente inferior a los 20º y LEDs especiales y exclusivos para vinotecas.

¿Qué tipo de iluminación necesita el vino?

La tecnología LED o tipo de iluminaria de bajo consumo nos proporciona una iluminación que no contiene ningún tipo de frecuencia de luz azul en el espectro de emisión, algo que permite no interferir durante todo el proceso de maduración del vino y, más importante, no dañarlo de ninguna forma posible.

En nuestro caso siempre recomendamos el uso de LEDs entre los 550-590 NM, ya que se adaptan de una manera más fácil a cualquier espacio y ofrecen una mayor eficiencia, así como un gran ahorro energético, algo vital actualmente.

Pero no todos los tipos de LEDs consiguen el mismo resultado. Si queremos obtener un efecto vanguardista o darle un toque más moderno tendremos que utilizar una iluminación LED blanca.

Pero si lo que buscamos es resaltar alguna de las zonas más concretas de la bodega deberíamos utilizar una luz con tonalidades más cálidas que pueda llamar la atención y presentar otro tipo de clima al espectador.

Sin embargo, no todos los espacios son iguales por lo que antes de comenzar a iluminar tu bodega será necesario conocer al completo el entorno, la estructura arquitectónica y decidir si queremos o no resaltar alguno de los espacios, solo así podremos conseguir una iluminación completa y perfecta.

Para darle el toque final a tu bodega, te dejamos algunos trucos y consejos para reparar y transformar tus lámparas antiguas. Le dará un toque vintage y muy personal.

Deja un comentario