Estilo

Al igual que ocurre en las oficinas, las aulas escolares son ambientes de trabajo donde la concentración y el rendimientos son primordiales para el funcionamiento de la actividad diaria. Aunque son muchas las opciones que tenemos para conseguir alcanzar estos dos objetivos, hay una que nos ayuda por encima de las demás: el diseño y la iluminación.

Desde hace unos años, la dirección de los centros escolares junto al profesorado se han puesto manos a la obra aumentado considerablemente el interés hacia la influencia de la luz sobre las aulas. Tanto es así que cada vez son más las escuelas que se decantan por diferentes herramientas para dar un toque diferente a la iluminación del interior de sus clases.

Actualmente la mayoría de las escuelas y aulas utilizan sistemas de iluminación estándar, sin prácticamente cambios en la temperatura de color. Esto permite que se puedan realizar todo tipo de actividades durante la jornada sin provocar una disminución del interés por parte de los alumnos, ni una pérdida de su rendimiento.

¡Volver a empezar otra vez! La cuenta atrás para el inicio de un nuevo curso escolar está llegando a su recta final, momento perfecto para revisar todos los sistemas de iluminación de nuestras aulas y modificarlo si es preciso. Desde Lighting Spain creemos que es fundamental conseguir que los alumnos se sientan lo más cómodos posibles en las aulas, por ello os ofrecemos 5 tips básicos para iluminar un aula escolar.

¿Cómo puedo iluminar un aula escolar? 

La iluminación dentro de cualquier centro docente debe cumplir unos niveles mínimos generales de iluminación y controlar, de manera rigurosa, el riesgo de posibles deslumbramientos.

Promover la mayor eficacia energética posible es vital para cumplir las normas de seguridad para personas y bienes, en especial las normas correspondientes a equipos eléctricos.

Para asegurar que nuestros hijos puedan alcanzar un alto rendimiento es importante contar con una una buena iluminación en cualquiera de las estancias del hogar como en las aulas.

Elección del color ideal

El color de la luz dentro de un aula va a depender del tono y el nivel de iluminación. Como ya os hemos comentado en otras ocasiones, el color de la iluminación se mide en grados de temperatura.

Este color es el  que afecta directamente en el comportamientos de los alumnos. Por ello, la mejor opción es contar con lámparas para estudiar con colores fríos que proporcionan ambientes similares al natural y sensación de aire libre.

Di sí a la luz natural

La luz natural es fundamental para realizar cualquier tipo de actividad y más si hablamos de rendimiento escolar.

Es cierto que a veces no podemos contar con ella tanto como nos gustaría pero tenemos que intentar, en la medida de lo posible, que nuestras ventanas y persianas sean lo más amigables posible con la luz solar.

Buena calidad en tu sistema de iluminación

La calidad de la luz se mide a través del Índice de Rendimiento del Color (IRC). El IRC se valorar entre el 0 y el 100, estando por encima de 85 el valor recomendable para cualquier aula.

Pero, ¿esto que nos indica exactamente? Muy sencillo, el valor del IRC nos indica cómo es la reproducción del calor, por lo tanto cuanto más alto sea será mayor ésta y la luz será de una mayor calidad.

Eficacia mediante las luces LED

Una buena forma de ahorrar energía es a través de una buena iluminación. Las estadísticas indican que muchos sistemas de luz ineficiente dentro de los centros educativos llegan a representar entre el 50-70% de las facturas eléctricas.

El uso de las luces LED son la mejor solución para este ahorro de energía y consumo, conseguir una luz perfecta para leer, así como la creación de ambientes agradables y estimulantes para los estudiantes.

Adiós reflejos con una buena ubicación del mobiliario

La disposición del mobiliario es otra de las cuestiones a tener en cuenta en cualquier aula de trabajo.

Las mesas o escritorios deben estar colocados en zonas ubicadas cerca de las ventanas, de tal manera que se elimine la posibilidad de que luz pueda llegar directamente a la superficie donde vamos a trabajar.

Las lámparas deben ir colocadas en luminarias con difusores o elementos que puedan evitar al máximo un posible deslumbramiento.

Deja un comentario