Estilo

Un cambio de look, hidratar por completo nuestra piel o simplemente disfrutar de unos minutos junto a uno mismo. ¿Sabéis de qué estamos hablando?

¡Exacto! Tras largas jornadas de trabajo, los centros de estética o salones de belleza se han convertido en el espacio ideal para aquellas personas que buscan cuidarse y mimarse tanto por dentro como por fuera.

Por ello, crear un ambiente especial en este tipo de centros es básico para que los clientes puedan sentirse cómodos, a gusto y prácticamente como en casa. Una buena forma de conseguir esto es a través de la iluminación y como no podía ser de otra manera, nosotros queremos contaros cómo.

Tras el éxito de nuestro post 10 ideas de iluminación para hoteles, es el momento de daros unos pequeños tips sobre cuáles son las luces recomendadas para una peluquería y cómo conseguir la mejor iluminación para cualquier salón de belleza.

¡Luces, cámara y acción! Iluminación para peluquerías

La iluminación ha dejado de ser un simple complemento más para convertirse en uno de los factores claves en decoración de cualquier espacio que se precie y más si hablamos de salones de belleza.

La elección de una buena iluminación en peluquería es clave para fomentar el bienestar del cliente, ayudar a los profesionales estéticos en la realización de su actividad diaria y, por supuesto, crear un clima agradable que incite a los posibles clientes potenciales.

Evitar las sombras, los deslumbramientos o las posibles distorsiones de color son solo algunas de las cosas a tener en cuenta para conseguir una impecable iluminación.

Vida más allá de la iluminación general del techo

Hay dos palabras que se deben grabar a fuego cuando hablamos de iluminación para peluquerías: directa e indirecta.

Una buena forma de crear ambientes agradables es a través de una correcta combinación de luminarias que nos ayuden a una perfecta iluminación general, como son las downlights, junto a una iluminación puntual, como los aros o cardan.

Éstos últimos serán los encargados de evitar la aparición de sombras y a su vez suavizar las posibles facciones en el rostro del paciente. En la mayoría de las peluquerías son utilizadas en las zonas del lavado o del tocador.

Cuántos más puntos de luz, ¡Mejor!

Utilizar más de un punto de luz para luminar los distintos puestos de trabajo ayudará a que el profesional estético pueda mejorar por completo la visibilidad de sus tareas.

El uso de luminarias LED es una buena opción para estos puntos de luz. Además de reducir el consumo de energía frente a otro tipo de bombillas, permite olvidarnos de la aparición de sombras y posibles parpadeos.

Además nos ayudarán a crear esta temperatura de color neutra y cálida tan ideal para estos espacios.

Estudiar con todo detalle nuestro espacio

Si hay algo que no debemos olvidar previamente es estudiar por completo el mobiliario, la arquitectura del lugar y, por supuesto, el estilismo y toque que queremos dar al espacio.

¡Descubre todos nuestros focos downlights aquí!

Deja un comentario