Estilo

Cuando hablamos de luz ambiental nos referimos  aquella capa de iluminación básica que se encarga de dar luz a  los espacios abiertos e incluso cerrados. Zonas como las paredes o incluso ciertas piezas principales como pueden ser los muebles.

Gracias a la iluminación ambiental podemos circular dentro de una sala, leer cualquier programa o simplemente descansar. Forma parte de la iluminación decorativa y arquitectónica de cualquier edificio, y a veces suele apagarse cuando se necesita otro tipo de luz más especial.

Como podemos ver este tipo de iluminación forma parte de manera indirecta en nuestro día a día y en muchas ocasiones pasa desapercibida frente a nuestra mirada. Por ejemplo, zonas como salas de estar o habitaciones donde descansar o estar relajados contarán siempre con este tipo de luz cuando este ocupada por más de una persona.

Pero, ¿realmente que engloba la iluminación ambiental? Desde Lighting Spain os contamos todo lo que debéis saber sobre este tipo de iluminación para que podáis conocerla con profundidad y saber cuál es el mejor tipo de luz para cada ocasión.

Características y ventajas de la iluminación ambiental

La luz ambiental engloba toda la decoración lumínica en espacios exteriores como puede ser el jardín, ático o terraza y en espacios interiores cuando son luces sin ningún tipo de objetivo final, sino más bien iluminar el área o zona donde se encuentre.

La principal utilidad que se le da a este tipo de luz es crear un ambiente relajado, atractivo, confortable y chill-out. Tiene un función decorativa y su potencia no sería suficiente para iluminar de manera adecuada cualquier zona de trabajo. Es de una intensidad muy suave, por lo que su intención principal es crear ambiente.

Este efecto es muy sencillo de conseguir se puede producir o bien por la disposición de la luz o a través de diferentes lámparas de pie o mesa. Por ejemplo, el uso de velas nos ayuda a crear una luz ambiental.

La iluminación ambiental puede ser directa o indirecta. Es directa cuando rebota directamente en una pared o a través de alguna cortita para que pueda entrar más calidad de luz y es indirecta cuando se produce en espacios abiertos como las terrazas.

Las principales ventajas de este tipo de iluminación son:

* Aporte un toque moderno  y minimalista a la zona iluminada.

* Es tenue y discreta.

* Nos ayuda a destacar zonas del exterior o a crear espacios únicos dedicados al descanso.

Pasar de tener una luz general a contar con una luz ambiental es muy sencillo, solo necesitaremos utilizar reguladores de intensidad y podremos ajustarlo en cada momento.

Deja un comentario