Estilo

En la actualidad el diseño y la creatividad se han convertido en dos piezas vitales para la consecución de grandes resultados en el ámbito de la arquitectura. Aunque estas disciplinas son muy diferentes entre sí, grandes profesionales como Ramón Esteve han conseguido unirlas, alcanzado resultados basados en la claridad, la sencillez y la armonía conjunta de los objetos, los espacios y las ideas.

En Lighting Spain somos unos verdaderos amantes del arte y es, por ello, que a través de nuestras colecciones Thesis y Black Note hemos querido acercaros un poquito más al mundo que consigue desarrollar Ramón Esteve y su equipo. Esta colaboración no es fruto de la casualidad, sino que nace de la gran admiración que tenemos ante uno de los arquitectos más reconocidos en el ámbito nacional e internacional.

Actualmente Ramón Esteve compagina su pasión como docente con el trabajo de arquitecto e interiorista, desarrollo de diseño industrial y dirección artística en miles de proyectos.  Todo esto de la mano de grandes profesionales que le ayudan en cada una de las disciplinas desde 1991, fecha en la que fundó su propio estudio.

Desde entonces son muchos los reconocimientos y premios que ha conseguido, por lo que para nosotros es un placer poder charlar y conocer desde su perspectiva lo que significa el diseño y la arquitectura.

¿En qué te has inspirado para diseñar las colecciones Thesis y Black Note de LZF Lamps?

El origen de ambas colecciones es el mismo.

La lámpara Thesis tiene una estructura clásica de lámpara de pie y pantalla, pero lo más interesante es cómo a través del uso de la tecnología le cambiamos la configuración. En este caso, es el propio soporte el que actúa como punto de iluminación, haciendo que desaparezcan las bombillas tradicionales que le restan limpieza a la pieza. Gracias a la tecnología LED y a la integración que nos ha permitido prescindir de la bombilla tradicional, hemos podido jugar con las proporciones y establecer una pantalla excepcionalmente ligera. El resultado es una pieza equilibrada y muy especial.

Respecto a la colección Black Note, por su estética, nos trae a la memoria muchas piezas tradicionales, con la singularidad de que el punto de luz se encuentra en el soporte gracias también a la integración y al uso de la tecnología. El modelo lineal me parece muy especial, ya que ofrece la posibilidad de convertir la pieza en una lámpara ambiental o funcional dependiendo del tipo de iluminación que elijas. La pletina horizontal proporciona una luz intensa y directa, mientras que los cilindros proyectan una luz más ambiental.

¿Cuál ha sido el proceso creativo con el que más has disfrutado?

Lo cierto es que el proyecto con LZF Lamps ha sido uno de mis favoritos. Pienso que, para conseguir el mejor resultado, es muy importante que exista un flechazo entre marca y diseñador desde el primer momento; y eso ocurrió con LZF. Sigo sus pasos desde hace mucho y eso hace que entienda sus valores, algo también muy importante para que el proceso fluya. En cuanto me propusieron colaborar no lo dudé, me enviaron un briefing con sus necesidades y creo que ambos hemos obtenido lo que esperábamos del otro. Además, la marca me ha permitido dar un paso adelante gracias al uso de la tecnología, dando como resultado piezas aparentemente corrientes pero que en realidad no lo son.

¿En qué proyecto de interiorismo te gustaría encontrar o te has encontrado una de tus creaciones?

La verdad es que en cualquiera. Es cierto que en muchos casos concibo piezas para espacios concretos y esto forma parte de mi filosofía creativa, pero me gusta mucho cuando veo alguna de mis piezas en un espacio que no conocía y descubro una lectura diferente. Cada individuo tiene una visión subjetiva y personal sobre una misma pieza, y cuando un creativo la incorpora en su universo y la hace suya, me interesa mucho el resultado.

¿Para qué espacios ha sido concebidas la colecciones Thesis y Black Note?

A pesar de que se trata de colecciones con un alto valor técnico, las piezas no tienen intención de reflejarlo. Son lámparas amables vinculadas a espacios de relación, como puede ser un hotel o también una casa, y cuyo objetivo es crear atmósferas intimistas.

¿Quién te gustaría que pusiera una de tus lámparas en su casa? ¿Cuál le recomendarías?

Me gusta mucho el cine y la verdad es que me habría encantado verla en alguna de las escenas de la última película de Tarantino, ‘Érase una vez en Hollywood…’ Cualquiera de las dos hubiese encajado muy bien en un ambiente de los años 60.

¿Qué ventajas crees que ofrece el eCommerce en el sector de la iluminación respecto a la venta física?

La principal ventaja de la venta online en cualquier sector es que amplía considerablemente el campo de acción de una empresa, frente a la venta física que tiene muchas más limitaciones. La iluminación en concreto es un campo en el que puede funcionar muy bien, ya que con unas fotos bien pensadas y ejecutadas se puede entender a la perfección una lámpara. Esto no ocurre en todos los campos, por ejemplo en la moda es más complicado acertar y esto alarga el proceso.

¿Cómo ves el futuro de la iluminación decorativa? Respecto a sostenibilidad y medio ambiente, fabricación de nuevos productos con materiales reciclados, nuevas tecnologías como control remoto, reguladores de intensidad mediante APP móvil, cargadores USB integrados en lámparas…

Antes todo lo que estaba relacionado con regulación, temperatura de color, etc, eran aspectos muy técnicos para los que se necesitaba una instalación compleja a los que muy poco tenían acceso. Gracias a las nuevas tecnologías, actualmente el control remoto es prácticamente de uso corriente. Ya no es necesario meterse en una instalación domótica para poder controlar las luces de tu casa desde un teléfono móvil, o incluso desde un altavoz inteligente, sino que en el mercado ya hay bombillas con wiffi que permiten hacerlo de forma muy sencilla. Todo esto genera mucho más confort y calidad ambiental, y cualquier avance en este sentido se dirige por ese camino.

Deja un comentario